En sus marcas, listos… ¿Qué humor contagias?

8 de diciembre de 2013

¿Por qué la vida es como un maratón?

Podríamos decir que la primer similitud es que ambos parecieran un camino o destino a realizar o cumplir. Pero me gustaría compartir otros elementos que pude apreciar y relacionar desde el lente de mi cámara.

Hay quienes corren un maratón disfrazados.
Hoy vi un San Patrick, una Mamá Clos, a Brozo, al Chapulin Colorado, algunos otros con peluca, entre otros personajes. A quienes relaciono con aquellas personas que van en el trayecto de su vida sonriendo y divirtiéndose más que los demás. Entienden que el humor y agradecimiento que entregas en todo lo que haces, marca la diferencia en tu nivel de gozo y satisfacción en la vida.

Hay quienes sólo corren la carrera.
Ellos son los que están conscientes que en la vida nos tenemos que esforzar. Y entre ellos hay variedad, están: los que se dan el tiempo de disfrutar el reto volteando a ver qué más viene;  los que hacen las cosas pero haciendo notar las imperfecciones; los que salen adelante gustosos de compartir su cansancio; los que agradecen el ánimo de sus círculos sociales (que en el maratón son los equipos de abastecimiento); los que valoran el disfrutar un tiempo a solas o que prefieren compartir su tiempo ya sea saludando o estando acompañados; los que no se pueden desprender de sus cosas para correr el maratón (que en su vida pueden ser sentimientos: odios, rencores, material comprado, etc.); los que viajan ligero;  los que solamente están concentrados en su propósito, entre otros…

Los grupos o equipos de abastecimiento.
En el día a día, los llamaríamos aquel grupo de amigos con el que mantienes mayor frecuencia de convivencia. Son los que normalmente te levantan la pila después de tus días pesados o temporadas altas de estrés.

Los patrocinadores.
Que vendrían siendo aquellos que nos sorprenden gratamente en nuestras vidas ‘sin esperar algo a cambio’. Está en nosotros multiplicar esos actos nobles con nuestros semejantes para vivir en el país que todos queremos.

Aquellos que no forman parte del Club o Staff pero se acercan a echarle porras a los corredores.
Ellos se parecen a aquellos en tu vida que tal vez no estuvieron en un inicio en tu lucha, pero cuando llegan se unen a tu causa o creencia. Eventualmente el lazo con ellos se pierde, pero en el momento su participación trasciende con el objetivo.

Los que buscan cualquier pretexto para vivir en la queja.
Me tocó escuchar a un señor quejándose amargamente de que estos eventos son un mugrero (es decir los maratones), ya que no podía salir del punto de Sams Las Torres a Garza Sada, y que para eso el municipio proporciona parques – para correr -.  Y todo esto, sólo porque venían corredores y tenía mucho tiempo esperando para salir a la avenida con su auto.

¿Le sirvió quejarse? No sé, porque de cualquier forma tuvo que esperar los minutos necesarios para poder continuar su rumbo. El maratón no se detuvo ni se va a dejar de hacer por ese momento de molestia que él tuvo. Además, no le amargó el día a nadie y él sí alteró su organismo negativamente con el enojo. ¿Por qué no identificar aquello que nos cambia el estado de ánimo para padecer menos los estragos de aprender a ser paciente? Recordemos que la paciencia no es la capacidad de esperar, sino la habilidad de mantener una buena actitud mientras esperas.

¿Identificas otra similitud? ¡Te invito a compartirla!

¿Sabes qué humor transmites? ¿Vale la pena rodearse y contagiarse de tu ánimo?

Por último.. quiero compartirles un video de esta hazaña. Espero que les guste.
Un abrazo.

https://vimeo.com/81354685

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s